El deseo sexual del hombre disminuye con tan solo oler el llanto femenino.

Las lágrimas producto de la tristeza, un rasgo posiblemente exclusivo de los seres humanos, podrían portar mensajes químicos, según un nuevo hallazgo. Científicos israelíes han observado que cuando un hombre huele las lágrimas de una mujer, incluso si ella no está presente, su deseo sexual disminuye. Para los investigadores, del Instituto Weizmann, alguna señal química todavía no determinada baja la testosterona, la hormona sexual masculina, reduciendo la libido.

"Este estudio refuerza la idea de que las señales químicas humanas, incluso de las que no somos conscientes, afectan el comportamiento de los demás", explica uno de los autores, el neurobiólogo Noam Sobel. En los últimos años, varios trabajos habían descrito sustancias en el sudor humano que provocan emociones a las personas que lo huelen. Y las señales químicas ya se habían detectado en las lágrimas de ratones.

El nuevo estudio, que se publica este viernes en la revista Science, empleó lágrimas recolectadas de mujeres mientras veían películas tristes. Los hombres que olieron esas lágrimas encontraron menos atractivas sexualmente unas fotografías de mujeres que aquellos que olisquearon una simple solución salina. El trabajo no analizó lágrimas de hombres ni de niños. publico.es
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

3 comentarios

  1. No sabia que las lagrimas de la mujer tienen olor.

    ResponderEliminar
  2. yo tampoco, lo que aprende uno leyendo por ahí.

    ResponderEliminar