Probablemente muchos dolores y molestias repentinas como mareos o dolores de cabeza podrían tener una solución más lógica que un analgésico, de acuerdo a una reciente publicación de la psicóloga de la Universidad de Notre Dame, Anita E. Kelly, quien indicó que la mejor solución sería sólo "decir la verdad".

Para averiguarlo, tomó a 72 adultos con edad promedio 41 años divididos en dos grupos: "Sinceridad" y "Control". En el primero de ellos se les dijo que por las siguientes cinco semanas debían ser completamente honrados, honestos y decir siempre la verdad en cualquier situación que se les presentara por más trivial que fuese, mientras que el segundo grupo no tuvo ninguna instrucción específica.

Durante este tiempo los voluntarios fueron sometidos a una sesión de preguntas en el polígrafo y mediciones de salud, descubriendo que sorprendentemente, los participantes del grupo "Sinceridad" afirmaron tener menos problemas físicos que los del grupo de "Control", vale decir no se mencionaron molestias recurrentes como dolores de cabeza, mareos, irritación de garganta o tensión.

La autora del estudio, quien en 2012 presentó una tesis similar en su libro The Science of Honesty (la Ciencia de la Honestidad)  afirma que también realizó la prueba durante el último invierno, y que de los usuales cinco a siete resfríos y ocho horas de sueño, bajó a tres horas de sueño y ningún resfrío.

Recordemos que según varios estudios los humanos mienten al menos dos veces en una conversación de 10 minutos y 11 veces al día en promedio.

Fuente: Forbes, Psychology Today
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

2 comentarios

  1. Aquesta teoria ja l'havia llegit al llibre "Las zonas erróneas", de qui no recordo l'autor però si algunes parts del seu contingut.

    ResponderEliminar
  2. a veure, si vas per la vida dient sempre la veritat et poden caure hosties per un tub. Aqui no publico estudios seriosos, ans al contrari..
    Fixa't en aquest que ha estat un dels qui ha tingut més visites:

    http://segonsunestudi.blogspot.com.es/2010/12/sue-mirar-senos-alarga-la-vida-del.html

    ResponderEliminar