Robin Hood no necesita presentación. Mito o realidad, historia o leyenda, Hood es probablemente el bandolero más famoso de la historia. Con el grupo de hombres que lideraba, y con su base en el bosque de Sherwood, Robin Hood ha servido de inspiración a una legión de películas, libros y cómics. Siempre, sin embargo, su imagen ha sido la misma: la de un justiciero social, alguien que, con una prodigiosa habilidad con el arco y las flechas, se dedicaba a robar a los ricos para dárselo a los pobres. Pero, ¿qué hay de cierto en todo esto? Pues no mucho, según un estudio de la universidad inglesa The Open University, que concluye que Hood existió en realidad, que era conocido como Willikin y que no robaba a los ricos sino los franceses.

El nuevo retrato que ha emergido del mítico Robin Hood es el resultado de la investigación realizada por Sean McGlynn, un tutor de historia medieval de The Open University, que comenzó a investigar la vida de Willikin de Kensham, un guerrero del siglo XIII que , a raíz de la invasión francesa de Inglaterra del 1216, se trasladó con un ejército formado por un millar de hombres hasta los bosques de Kent, en el sureste del país. Desde allí se dedicó a fustigar los invasores franceses. Las crónicas de la época hacen referencia a este grupo de hombres como personajes fuera de la ley. Ellos se consideraban luchadores por la libertad. Delante, Willikin, que acabaría pasando a la historia como Robin Hood.

Esta es, al menos, la conclusión a la que ha llegado McGlynn, que cree que el folclore posterior cogió Willikin como inspiración. Le cambió el nombre, el cambió de bosque y construyó la leyenda que todos conocemos. Pero, de forma crucial, en la construcción de la leyenda se cambió un hecho fundamental: a quien atacaba al héroe, al que robaba el dinero. Según la literatura, robaba a los ricos y lo daba a los pobres. Pero McGlynn cree que el auténtico Robin Hood no tenía motivaciones sociales sino simplemente nacionalistas: su objetivo no eran los señores acomodados ingleses sino los invasores franceses. Según el historiador, Hood se dedicaba a atacar los campamentos y asentamientos franceses para recuperar lo que los soldados franceses habían robado en hacer pillaje en los pueblos ingleses.

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios