Según el estudio, un 80% de los bomberos afirman sentirse "muy satisfechos" con su trabajo, que implica ayudar a la gente. Mientras que los fisioterapeutas están contentos con su profesión porque permite la "interacción social". En el cuarto lugar del ranking figura la profesión de escritor porque, argumentan los encuestados, aunque no está bien pagada, permite tener "autonomía" y lleva a la "felicidad", según explican.

En la lista de empleos felices también figuran, por este orden, el de profesor de educación especial --pese a los bajos salarios--, maestro en general --a pesar de los problemas en el ámbito de la educación--, artista --escultores y pintores--, psicólogo, agente de ventas de servicios financieros --por los altos sueldos, las jornadas semanales de 40 horas y el entorno laboral, e ingeniero.

La mayoría de estas profesiones son vocacionales y contrastan con la lista de profesiones más odiadas, que también publicó Forbes. Entre estas últimas, que curiosamente están mejor pagadas que los empleos "felices", figuran las de director de información tecnológica, director de ventas y márketing, jefe de producto, programador web senior. ELPERIODICO.COM
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios