Las palabrotas pueden aliviar el dolor, según la sorprendente conclusión a la que llegaron los científicos británicos tras realizar un estudio al respecto, informa The Daily Mail.De acuerdo con una investigación realizada, el uso de palabrotas funciona como un analgésico. No obstante, cabe mencionar que este método de aliviar el dolor es más eficiente para los que no recurren a las palabras 'fuertes' en su vida normal o las usan poco.

Los especialistas de la Universidad de Keele dividieron a los participantes del estudio en dos grupos: uno estaba compuesto por los que usan menos de 10 palabrotas diarias, mientras que el otro estaba integrado por los que pronuncian más de 40 groserías al día.

Todos los participantes de la investigación tenían que sumergir sus manos en agua helada y mantenerlas allí lo más posible. Primero tenían que hacerlo repitiendo una palabra normal, sin connotación grosera y luego volver a hacerlo repitiendo cualquier palabrota.

Resultó que aquellos que no suelen usar este tipo de palabras en su vida habitual, aguantaron 45 segundos más blasfemando que no haciéndolo, mientras que los que están acostumbrados al uso de esas palabras en su vida cotidiana aguantaron tan sólo 10 segundos más en comparación con la situación en la que no estaban maldiciendo.

De acuerdo con el investigador jefe Richard Stephens, el estudio reveló que las palabrotas provocan una emisión de endorfinas que bloquean el dolor. No obstante, el científico subrayó que este remedio sirve sólo en caso de lesiones insignificantes o como un posible alivio hasta que llegue la ayuda profesional. RT.COM


Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios