No hay mujer fea, lo que pasa es que falta trago. Un estudio realizado en Inglaterra mostró porqué algunos tragos de alcohol ayudan a que las mujeres parezcan más bellas.
Según investigadores de la Universidad Roehampton de Londres, el alcohol afecta al área del cerebro responsable por percibir la simetría de lo que se observa. Cuanto más alta es la concentración de alcohol en la sangre, la capacidad de distinguir entre simétrico y asimétrico disminuye.
Basando su experimento en la tesis de que las caras más simétricas son las más atractivas, los investigadores dedicaron unos días en bares de la zona universitaria en donde encuestaron a voluntarios sobrios y ebrios.
Usando una prueba de alcoholemia, seleccionaron a 64 voluntarios y los separaron en dos grupos. Se les mostró 24 pares de rostros —uno simétrico y otro asimétrico— para que escogieran las caras más atractivas desde su punta de vista.
Posteriormente les mostraron un único rostro para que definieran si era simétrico o asimétrico. Los resultados arrojaron que los con alcohol en la sangre resultaron tener mayores dificultades en elegir por una de las dos caras, a diferencia de los que se abstenían de tomar algo.
El estudio también señaló que las mujeres se ven más afectadas que los hombres a la pérdida del sentido de la simetría. Los investigadores afirman que esto podría deberse a que el cerebro masculino está más orientado hacia lo visual. ACTUALIDAD.RT.COM

me da a mi que los autores del estudio iban con alguna copa de más también.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios