El consumo de marihuana afecta al funcionamiento del cerebro pero éste es capaz de acostumbrase a los efectos, según un estudio científico publicado hoy en Australia.
Investigadores de la Universidad de Wollongong afirman que el principal ingrediente activo de la marihuana, el tetrahydrocannabinol o THC, se queda en el cuerpo durante semanas, por lo que el cerebro de las personas que usan habitualmente la droga está siempre expuesto al ingrediente.
Estos cerebros tienen que hacer un mayor esfuerzo que otras personas que no consumen marihuana para realizar las mismas tareas y a la larga llegan a acostumbrarse a ello, explicó el psicólogo clínico Robert Battista. Battista añadió que cerebro se da cuenta de que las conexiones tradicionales han dejado de funcionar y crea nuevas. la razon.es
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios