España puede presumir de ser un país social. "Simpáticos, hospitalarios, solidarios, atractivos, capaces de reírnos de nosotros mismos e incluso muy buenos en la cama". Así lo destaca el barómetro 'Cambridge Monitor' que Cambridge University Press acaba de publicar, este jueves, por cuarto año consecutivo. Este 2017, por primera vez, con carácter europeo.

Ahora bien, estamos muy lejos del ranking en cuanto al potencial de desarrollo económico. Con el peor nivel de inglés de la Unión Europea, no conseguimos subir posiciones en otros terrenos. Estamos a la cola de Europa en las habilidades ligadas al desarrollo como la innovación, la responsabilidad, la capacidad de trabajo, la cultura y la educación, entre otros.

Los tópicos sobre las principales cualidades, positivas o negativas, de los países de la UE se mantienen inalterables. En términos generales, los europeos mejor valorados son los daneses: creativos, progresistas, educados, ecologistas y los que tienen mejores condiciones de trabajo y mejor sistema educativo. La corrupción y la grosería de los griegos los convierten en los más criticados.

ITALIANOS Y ESPAÑOLES, PODIO EN LA CAMA

El poder de seducción de los italianos se mantiene impoluto. Son los mejores en la cama, aunque el barómetro indica que deben compartir podio con los españoles. El suspenso en la cama se la llevan los belgas y los alemanes. La creatividad es la calidad mejor valorada de los italianos. Los vínculos con la mafia y el sistema político posicionan al país como los más corruptos de la UE.

Los alemanes pueden presumir de ser innovadores y trabajadores. Sin embargo, son los menos simpáticos, los peores en la cama y, junto con los ingleses, los que beben más alcohol. Los británicos, además, no son muy partidarios de las reformas o cambios radicales en la sociedad, de ahí su fama de conservadores.

Los ciudadanos de Francia, por su parte, destacan sólo en una característica: son los menos simpáticos de Europa.

EL 55% DE LOS EUROPEOS SE SIENTEN FELICES, Y SÓLO UN 15% SE SIENTE INFELIZ. LOS EUROPEOS MÁS FELICES SON LOS FRANCESES (62%), SEGUIDOS DE LOS HABITANTES DEL REINO UNIDO Y DE ALEMANIA. POR SU PARTE, los más infelices SON LOS ITALIANOS. SÓLO EL 44% SE CONSIDERA FELIZ.

EL 64% DE LOS CATALANES SON FELICES

Si ponemos el foco en las regiones, Cataluña es, sólo detrás de las Islas Baleares, el territorio con los ciudadanos más felices de España. El 64% es bastante o muy feliz, seis puntos por encima de la media española.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios