Un estudio realizado por una universidad estadounidense revela que las personas que mantienen una relación de amistad con su expareja esconden rasgos oscuros de la personalidad como la psicopatía o el narcisismo. Mantener una relación de amistad con tu expareja puede ser un síntoma claro de psicopatía. Esto no lo decimos nosotros, sino un estudio realizado por psicólogos de la Universidad de Oakland (Estados Unidos).

Los expertos estudiaron a 861 personas diferentes antes de llegar a la conclusión de que las relaciones de amistad con los ex esconden algo muy oscuro acerca de nuestra personalidad.

Según los resultados de la investigación, aquellas personas que mantienen contacto con sus suelen presentar rasgos como el narcisismo, el maquiavelismo e incluso la psicopatía. Por el contrario, este tipo de problemas son mucho menos frecuentes en quienes rompen todo tipo de contacto al poner punto y final a una relación.

El estudio apunta a que el motivo por el que algunas ex parejas mantienen una amistad tras su relación es por el intercambio de "recursos deseables". Según los psicólogos, estos recursos irían desde el dinero o la información, hasta el cariño, la confianza e incluso el sexos.

Además, este estudio recogido por el Daily Mail apunta que la mayoría de los hombres que quieren seguir teniendo contacto con sus ex lo hacen por el sexo, mientras que las mujeres porque desean tener una amistad con alguien del sexo opuesto.

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios