Las personas con ojos azules tienen un mayor riesgo de caer en el alcoholismo que aquellas con los ojos marrones. Es la sorprendente conclusión de una investigación de genetistas de la Universidad de Vermont (EEUU) que se ha publicado en el número de julio de la revista 'American Journal of Medical Genetics: Neuropsychiatric Genetics'.

Según el estudio, dirigido por los genetistas Arvis Sulovari y Da-wei Li, es el primero que establece una relación entre el color de los ojos y la dependencia del alcohol. Los autores han descubierto que los primeros inmigrantes de EEUU, venidos de Europa, que tenían los ojos claros --azules, verdes y grises-- tenían más posibilidades de ser alcohólicos que los de ojos oscuros y concluyen que los componentes genéticos que determinan el color de los ojos pertenecen al mismo cromosoma que los genes relacionados con el excesivo consumo de alcohol. Han llegado a esta conclusión tras analizar a 1.263 pacientes alcohólicos con antepasados europeos.

Los investigadores creen que este descubrimiento ayudará a descubrir las causas, no solo del alcoholismo, sino de otras enfermedades mentales. Sin embargo, admiten que harán falta más investigaciones hallar las causas.

En el pasado, otros estudios han sugerido que el color de los ojos tiene relación no solo con el alcoholismo, sino con la personalidad, la propensión a enfermedades o el grado de fiabilidad de una persona. ELPERIODICO.COM
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios