Estas son las tendencias del adulterio en España, según Ipsos. No queremos llevarte a la histeria. Y tampoco que observes tu entorno de familiares y amigos para jugar a las adivinanzas con la estadística. Pero debes saber que el 33% de los españoles -y españolas- es infiel a su pareja. Además, esa cantidad se eleva a cuatro de cada diez si hablamos de intercambiar mensajes picantes con terceros. Y ojo, porque los autores concluyen que las infidelidades de ellas son más peligrosas 

Ya sabemos que remover su paz de pareja con pensamientos y desconfianzas desde un portal serio como el nuestro no está bien. Pero las estadísticas nos devuelven, como los espejos, la imagen de lo que somos. También esta, se supone, que estudia la infidelidad de pareja en España.  Y dice cosas perturbadoras: Un 35% de hombres y un 26% de mujeres reconoce haber sido infiel a su pareja. 

El estudio está dirigido a conocer la tendencia social al adulterio en nuestro país, y está realizado por el instituto IPSOS mediante una población de 824 individuos de entre 18 y 65 años. La cuestión es bastante problemática pero conviene observarla con frialdad científica porque, sin embargo, la inmensa mayoría de la población -un 83%- cree que es posible serle fiel a la misma persona toda la vida. ¿Entonces, cómo leer la anterior estadística? "La incongruencia entre datos está en la expectativa social del concepto de infidelidad cuando no se tiene pareja. Cuando se tiene, el concepto cambia. Yo prefiero hablar de lealtad que de fidelidad en el caso del sexo porque hay tantas personas como parejas, y lo que en una pareja es una infidelidad en otra no lo es. Pero hay una cosa clara: Es necesario que las dos partes de la pareja hayan acordado eso", asegura Iván Rotella, terapeuta y sexólogo del Instituto Astursex y ex portavoz de la Asociación Estatal de Profesionales de la Sexología (AEPS).              

Pero es que parece que los españoles somos algo mentirosillos: un 65% considera que es factible estar enamorado de dos personas al mismo tiempo, siendo este porcentaje superior en cinco puntos en el caso de los varones. O sea, como la canción folclórica. Entonces, ¿aguanta aún el mito del amor romántico para toda la vida o ésta es demasiado larga para ser eternamente fieles? "Es muy difícil mantener una relación erótica con una sola persona. No puedes enamorarte de miles, pero sí puedes mantener sexo con muchas personas a lo largo de una vida, porque ésta se ha alargado mucho y la salud sexual del varón dura muchísimo más, incluso para siempre", explica Rotella quien concluye asegurando que "lo realmente difícil es mantener el placer sexual con la misma persona durante años. Eso requiere un verdadero esfuerzo y un trabajo en pareja intenso". Y es precisamente este último aspecto uno de los que más se trasladan a la consulta de los terapeutas.

Seguramente, llegados a este punto te estás haciendo una serie de preguntas. Unas sobre ti y otras sobre tu pareja. Por ejemplo esta: ¿Existe un perfil de persona más proclive que otra a ser adúltera? "Todo el mundo tiene la posibilidad de ser infiel", aseguran los sexólogos consultados, pero "siempre surge alguien que tira el anzuelo". De hecho, a menudo sus pacientes no entienden por qué su pareja les ha engañado con otro u otra o por qué uno mismo lo ha hecho.

Pero claro, por tener claras las cosas, ¿hay que llegar a la cama para que una mentira o una ocultación a la pareja en el campo sexual sea considerada una infidelidad? Los expertos aseguran que siempre que lo que ocurra sea en el entorno de la fantasía o la recreación no sería una infidelidad. ¿Ejemplos? Un hombre pueda llegar a pensar de manera erótica en una vecina o una compañera de trabajo. El problema surge "cuando hay conductas que implican a la otra persona", como ocurre cuando se intercambian mensajes picantes con una tercera persona.                 

El problema es que según el estudio de IPSOS, un 52% de los hombres encuestados y un 41% de las mujeres no opina lo mismo que los psicólogos y sexólogos, quizá porque la mancha de aceite de la infidelidad está muy extendida. Y es sorprendente: un 38% confiesa haber mandado mensajes picantes de whatsapp o mensajería del móvil a alguien que no es su pareja. Aún más, un 50% -¡la mitad de los españoles y españolas!- admite haber flirteado con otra persona.

Pasando de las palabras a los hechos, 33 de cada 100 reconoce haber besado en la boca a alguien que no era su pareja, y seis de cada diez encuestados de sexo masculino declara haberse masturbado pensando en alguien conocido de su círculo, frente a tres de cada diez mujeres que reconocen haberlo hecho.

¿MÁS LOS HOMBRES? 

Sí, lo pensabas y estás en lo cierto: Los hombres son más infieles. El 29% de ellos asegura haber ha mantenido relaciones sexuales de forma excepcional fuera de la pareja, contra el 18% de las mujeres que se manifiestan en este sentido. Además, según demuestra la encuesta quien es infiel, por lo general, no lo es en una ocasión esporádica ya que un 41% de los hombres infieles aseguran haber tenido cuatro o, incluso, un número mayor de amantes, frente al 28% de las mujeres adúlteras que se han expresado en el mismo sentido. 

Eso sí, no hablamos de largas relaciones extramaritales. La mitad de las aventuras extramatrimoniales son de una sola noche, mientras que una tercera parte se llevan a cabo de manera ocasional. Y además se suelen producir a partir del quinto año de relación y son más problemáticas para las mujeres. Al parecer, lo del quinto año es un tópico y puede que las respuestas a las encuestas lo reproduzcan. Pero con respecto al sufrimiento de las mujeres tras la infidelidad, "responde a una cuestión cultural. España aún sigue siendo muy machista, también las españolas lo son. Las mujeres en nuestro país aún no han conseguido el espacio de igualdad en la expresión de su deseo sexual". 

MOTIVOS PARA EL ADULTERIO

Pero, ¿qué lleva a una persona a engañar a su pareja? El estudio de IPSOS también responde a esta cuestión. Y es que un tercio de los encuestados serían infieles para vivir una experiencia diferente (un 43% de los hombres, frente a un 24% de mujeres); un 18% para vengarse de la infidelidad de su pareja, un 17% para convencerse de que su cónyuge ya no es lo que necesita, y otros (12%) para volver a encender la llama de su vida matrimonial.

Casi todo el mundo piensa que si su pareja le va a ser infiel, mucho de lo que ocurra tendrá preludio en su lugar de trabajo. ¿La razón? Fácil: Es el lugar donde la mayoría pasa más tiempo despierto. Pues bien, conviene saber que casi el 30% de los infieles encuestados utilizan el correo electrónico de la empresa para comunicarse con su amante, según aseguran desde VictoriaMilan, el portal de citas para personas casadas o en pareja que quieren tener una aventura. Desde este 'site' encuestaron a 12.391 de sus usuarios. La conclusión es que una gran parte de sus miembros infieles (29%), utilizan el correo electrónico de su trabajo para comunicarse con su amante.              

La sexóloga y portavoz de VictoriaMilan, Alicia Gallotti, comenta: "Ligar desde el e-mail de empresa rompe con la monotonía del buzón de entrada y da nueva energía para continuar con las obligaciones laborales, pero es importante ocultarlo eficazmente . Además del divorcio puede provocar también a la pérdida del empleo. Para evitar riesgos, lo mejor es un email personal creado únicamente para tener aventuras".

El intercambio de correo electrónico extramatrimonial se da con una frecuencia asombrosa. El 23% de los infieles encuestados aseguran que envían al menos un e-mail por día a su amante, mientras que el 27% envían de dos a tres e-mails diariamente, según la información de este portal de Internet. Tiembla...

¿Y cuál es el contenido de esos correos electrónicos? La mayoría contienen información muy personal (41%), planes para el próximo encuentro secreto (19%) y selfies sexys (11%). QUE.ES

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios