Las personas con buen rollo viven más que las gruñonas. Así lo afirma un grupo de científicos de Estados Unidos, después de haber realizado una profunda investigación sobre los factores de longevidad.
¿En qué consiste el buen rollo para estos expertos? En ser extrovertido, optimista y tolerante (descubre si eres tolerante con el juego de la imagen). Si además estáis comprometidos de alguna manera en la ayuda a los demás y si reís con frecuencia, tenéis más boletos para vivir muchos años.
El estudio se realizó con personas muy parecidas. En este caso, 250 judíos entre los 95 y 100 años. Parece que la clave para haber llegado a esa edad era el buen humor.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios