El matrimonio puede amenazar la salud, un estudio encontró la razón por la que engordas cuando te casas. Resulta que los recién casados ​​satisfechos son más propensos a ganar peso, concluyó la investigación de la Universidad Metodista del Sureste en Dallas.

Los hallazgos desafían la noción de que las relaciones de calidad siempre benefician a la salud, lo que indica que los cónyuges satisfechos aumentan peso con el tiempo, ya que pueden estar menos motivados para atraer a un compañero alternativo, lo que los pone en mayor riesgo de varios problemas de salud relacionados con el sobrepeso.

En promedio, los esposos que estaban más satisfechas con su matrimonio fueron menos propensos a considerar dejar su matrimonio, y ganaron más peso con el tiempo. En contraste, las parejas que estaban menos satisfechos en sus relaciones tienden a ganar menos peso con el tiempo”, explicó a la agencia Eureka Alert! La psicóloga Andrea L. Meltzer, autora principal del estudio y profesora asistente en la Universidad Metodista del Sureste.

Meltzer y su equipo dijeron que el tener una relación de calidad hace que las personas disminuyan sus esfuerzos para mantener su peso.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron los datos de 169 parejas recién casadas y correlacionaron la satisfacción de su matrimonio con su peso durante cuatro años.

Si te divorcias enflacas


Investigaciones psicológicas anteriores han establecido que el matrimonio se asocia con aumento de peso y que el divorcio está asociado con la pérdida de peso. Pero el papel de la satisfacción marital en los cambios en el peso es menos clara, dijo Meltzer.

Estudios anteriores también han demostrado que la satisfacción marital se asocia con conductas de mantenimiento de la salud, dijo.

Por ejemplo, los estudios han encontrado que las parejas satisfechas son más propensos a tomar medicamentos a tiempo y programar exámenes físicos anuales.Sin embargo, el papel de la satisfacción marital y la salud actual es menos clara”, comentó.

Meltzer propuso examinar la asociación entre la satisfacción marital y cambios en el peso con el tiempo.

Durante cuatro años, los recién casados ​​informaron dos veces al año sobre su satisfacción marital y los pasos hacia el divorcio. También informaron de su altura y peso, que se utilizó para calcular sus índices de masa corporal.

¿Apariencia o salud?

Los esposos que eran menos felices en su matrimonio eran más propensos a pensar en abandonar a su pareja, dijo Meltzer, y en promedio ganaron menos peso en el tiempo.

Así que estos hallazgos sugieren que las personas tal vez están pensando en su peso en términos de apariencia y no de salud”, dijo.

El estudio sugiere que las parejas jóvenes deben ser educados y estimulados a pensar en su peso como factor de mantenimiento de su salud.


Sabemos que el aumento de peso puede estar asociada con una variedad de consecuencias negativas para la salud, por ejemplo, la diabetes y la enfermedad cardiovascular. Al centrarse más en peso en términos de consecuencias para la salud, en contraposición a las implicaciones de la apariencia, parejas satisfechas pueden ser capaces de evitar el aumento de peso potencialmente insalubre con el tiempo en sus matrimonios”, concluyó.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios