SUE - El tabaco pudre el cerebro

- 2.12.12
advertise here

A la ya larga lista de contraindicaciones del tabaco habría que añadir una nueva y no menos contundente: fumar pudre el cerebro. Así al menos se recoge en un estudio del King´s Collegue de Londres publicado en la revista científica Age and Ageing y cuyas conclusiones se han obtenido después de hacer el seguimiento a 8.800 personas de más de 50 años. La investigación tenía como objeto ahondar en los vínculos entre los ataques cardíacos y el estado del cerebro, tal y como ya se había avanzado en otros estudios previos, y, además de confirmar esta relación, se observó que el tabaquismo daña la memoria y afecta a los procesos de aprendizaje y razonamiento. Se trata de mecanismos que están vinculados también con el declive cognitivo que, a su vez, tiene incidencia en los problemas del corazón. Alex Dregan, uno de los investigadores, explicó a la BBC que el deterioro cognitivo «se vuelve más común con la edad y en un creciente número de personas esto interfiere con el funcionamiento diario y el bienestar general». «Hemos logrado identificar -añadió- un número de factores de riesgo que podrían ser asociados con el declive cognitivo acelerado, y todos ellos pueden ser modificados con un cambio de estilo de vida y una dieta saludable». Los científicos también hallaron una «asociación consistente» entre fumar con las puntuaciones más bajas en los exámenes cognitivos que se realizaron a los voluntarios que participaron en el estudio. Las pruebas estaban relacionadas con aprender nuevas palabras o nombrar una mayor cantidad de animales en menos de un minuto. También se ha constatado el vínculo entre tabaco, alta presión arterial, niveles elevados de colesterol y obesidad con los problemas cardíacos. Son factores de riesgo a evitar.
Advertisement advertise here