Según los resultados de un estudio de la Universidad de Westminster, en Londres, cuando los hombres están estresados buscan la compañía de mujeres rellenitas a pesar de la idealización predominante en Occidente con respecto a las mujeres sílfides, informó la revista PLOs One.
Al parecer, los hombres estresados idealizan los rasgos morfológicos adultos, asociados con una talla grande (o al menos más arriba de un "medium"), según el sitio español ABC. Todo gracias a que el tejido adiposo (la famosa grasa) sirve como almacenador de calorías y por lo tanto indica que la persona posee disponibilidad de alimentos.
El estrés fue considerado por los investigadores como una amenaza ambiental para que el hombre se sienta en peligro, ante lo cual la persona "gorda" se convierte en "la que accede a los recursos", como la comida. Por eso, son la compañía elegida para pasar los momentos de incertidumbre.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios