Las mujeres que se ejercitan alcanzan más orgasmos y suelen ser más felices en la intimidad que aquellas que no practican actividad física. Así lo destacaron especialistas estadounidenses.
Así lo destacaron las especialistas Suzanne Trupin, profesora de obstetricia y ginecología en la Universidad de Illinois e Hilda Hutcherson, profesora de la misma cátedra en la Universidad de Columbia y autora de “El placer: guía para que la mujer consiga el sexo que quiere, necesita y merece”.

Las expertas aclaran que existen 4 razones que explican por qué el ejercicio favorece a la vida íntima:

Aumenta el flujo de sangre a la zona genital: “Cuanto mejor sea la circulación de sangre en la vagina, más fácil será llegar a excitarse físicamente y más intenso será el orgasmo”, dijo Hutcherson.

Aleja el estrés: La ansiedad vuelve a las personas más tensas e incluso inhibe su excitación física y emocional, según Trupin. El ejercicio hace que la ansiedad disminuya.

Incrementa la confianza: La actividad física frecuente permite que las personas que la practican se sientan mejor consigo mismas y con sus cuerpos, por lo que no tienen tantos complejos en la cama.

Favorece la resistencia: El ejercicio ayuda a estar en forma y a tener más energía. No hay que olvidar que el sexo también implica ejercicio, por lo que es necesario mantenerse bien para disfrutarlo.
Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios