e-noticies - Un estudio de una universidad italiana determina que el consumo moderado de vino tinto puede aumentar perceptiblement el deseo sexual femenino. El estudio, llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Florència, se basó en el testimonio de 798 italianas de entre 18 y 50 años a la región de Chianti, en la Toscana. Las mujeres fueron clasificadas en tres grupos, según su consumo diario habitual de vino: las que consumían entre una y dos copas, las que bebían menos de una copa diaria y las abstèmies. Las que tomaban más de dos copas fueron excluidas, para descartar la posibilidad de embriaguesa.
Las mujeres de la muestra, "todas consideradas sexualmente sanas", respondieron un cuestionario de 19 preguntas orientadas a medir su "índice de funciones sexuales femeninas", una medida usada en otros estudios científicos sobre la sexualidad de la mujer. De acuerdo con las respuestas, el grupo que presentó los mayores índices de deseo fueron las mujeres que tomaban entre una y dos copas diarias de vino. Los médicos concluyeron que "hay una relación potencial entre la ingesta de vino negro y una mejor sexualidad".
Una de las teorías del equipo de médicos italianos es que los componentes químicos del vino tinto, especialmente los tanins, pueden aumentar las funciones sexuales al aumentar el flujo sanguíneo hacia áreas "clave" del cuerpo. Esto no obstante, los autores del estudio, publicado en "el Journal of Sexual Medicine", aclaran que no encontraron "ninguna diferencia significativa entre los grupos respecto a la incitación, satisfacción u orgasmo".
Otra conclusión destacable que se desprende del estudio es que, aunque la edad suele relacionarse con la pérdida de libido, las bevedores de vino eran, de media, de mayor edad que los otros dos grupos.

Share To:

Francesc Puigcarbó

COMENTARIOS:

0 comentarios